bautismo de buceo

Bautizo de submarinismo: ¿qué es un bautismo de buceo?

Quizás este verano te haya extrañado escuchar que alguno de tus amigos se iba a bautizar. Bueno, en muchos casos es probable que no se tratase de la clase de bautizo en la que estás pensando, sino en un bautizo de submarinismo o bautismo de buceo. ¿No sabes qué es un bautismo de buceo? No te preocupes, porque en este post vamos a enseñarte en qué consiste esta actividad.

¿Qué es un bautismo de buceo?

El bautismo de buceo es la primera experiencia de buceo que alguien realiza en buceo. Se trata por tanto de una iniciación al mundo del submarinismo. El “bautizado” se pone el equipo completo de buceo y se sumerge con él en el agua por primera vez. Por seguridad, está en todo momento acompañado por un instructor de buceo.

La actividad empieza con una breve explicación teórica sobre cómo moverse bajo el agua, como respirar y las normas de seguridad que hay que tener en cuenta. Después, una vez puesto el equipo y con las normas claras viene la zambullida. Estos bautizos suelen hacerse a una profundidad de 6-8 metros.

Existen bautizos de buceo en piscinas, pero difícilmente pueden compararse con la sensación de flotar libre por primera vez bajo el mar observando como nunca el espectacular ambiente submarino.

Este bautizo es necesario para cualquier persona que quiera empezar a bucear de forma amateur o profesional. Además, sirven como prueba de fuego para saber si el buceo es realmente lo tuyo, aunque lo normal es que quien lo pruebe se aficione, ya que es una sensación única.

¿Cuáles son los requisitos para hacer un bautizo de submarinismo?

Casi cualquier persona puede disfrutar de la experiencia de un buen bautizo de buceo. Prácticamente los únicos requisitos son saber nadad y tener un buen estado de salud (no tener problemas respiratorios o del corazon).

La edad mínima para bucear en España está en torno a los 16 años, aunque la legislación varía según la comunidad. En Canarias, por ejemplo, la edad mínima para un bautizo de buceo son los 10 años. Si se trata de menores suele ser obligatorio estar autorizado o acompañado por un adulto. Hay que tener en cuenta que la seguridad de esta actividad está garantizada y no existe apenas riesgo.

Ahora que ya conoces que es un bautismo de buceo, anímate a hacer el tuyo con nosotros en el impresionante paisaje marino del sur de la isla de Tenerife. Disfruta de un paseo por las profundidades acompañado de peces y tortugas:

Bautizo de submarinismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *