buceo con niños

Buceo con niños. Tips para bucear en familia

Si ya te gusta el buceo, es posible que quieras inculcarles esa afición a tus hijos. Aunque también es muy posible que sean ellos quieran iniciarse por sí solos sin necesidad de que les digas nada. Después de todo el buceo es una de las experiencias más divertidas que existen. En este post hablamos sobre algunos aspectos del buceo con niños que debes conocer  antes de que tus hijos se pongan el traje de buceo.

Tips del buceo con niños

Si un niño menor de 12 años es física, mental y emocionalmente capaz de manejar las habilidades y comprender los conocimientos necesarios para practicar el buceo y quiere aprender, él o ella debe ser capaz de obtener la certificación. Según los expertos, los niños de hoy en día aprenden los conceptos cruciales para entender los riesgos involucrados en el buceo a una edad más joven que las generaciones anteriores.

A menudo los niños aprenden más rápido que los adultos, así que es un buen momento para iniciarles en el buceo. Pero antes, hazte estas preguntas:

  • ¿El niño quiere aprender a bucear de verdad? (Y no solo por deseo de sus padres y amigos.)
  • ¿Es médicamente apto para bucear?
  • ¿Esta cómodo en el agua y sabe nadar?
  • ¿Puede el niño aprender, recordar y aplicar varias reglas y principios de seguridad?

Si la respuesta es afirmativa en todos los casos, el niño está listo para sumergirse en el mundo del buceo. ¡Adelante! Pero ten en cuenta los siguientes consejos:

Convierte el buceo en un juego. Los niños son competitivos. Querrán superar a sus padres y los demás en cada oportunidad. Por ejemplo, siendo los que más aguantan en una inmersión. Mentaliza a tus hijos para que vean el buceo como un juego y no como una competición.

Vigila a tus hijos. Comprueba sus indicadores de buceo a menudo y personalmente. Los niños no siempre saben dar una respuesta exacta  cuando se les pregunta cuánto aire les queda, por ejemplo. Además, ten en cuenta que los niños suelen utilizar el aire más deprisa.

Asegúrate de que los niños entienden bien las instrucciones de seguridad. Los niños son tímidos, así que muchos no se atreverán a preguntar en voz alta al instructor, pero si a compartir contigo sus dudas.

Haz un seguimiento después de la inmersión. Asegúrate de preguntar a los niños cómo les fue. Felicita a tus hijos sobre lo que hicieron bien y ofréceles consejos para hacer que su próxima inmersión mejor.

Recuerda que en Moana Diving somos expertos en cursos de buceo y bautismo de buceo en Tenerife, con lo que si aún no has hecho un bautismo o quieres repetir la experiencia, ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *