como bucear con tubo

¿Cómo bucear con tubo (snorkel) y gafas?

Al hablar de buceo se suele pensar en gente con bombonas de aire, pero existen varias disciplinas de deportes subacuáticos y no todas usan una fuente artificial del aire. Es el caso del snorkeling, buceo con tubo o “tubeo”. En este post te enseñaremos cómo bucear con tubo. Ese tubo recibe el nombre de snorkel (de ahí que la disciplina se llame snorkeling). El snorkeling se ha puesto muy de moda últimamente y quienes lo prueban aseguran que es una experiencia muy divertida.

¿Cómo bucear con tubo?

El snorkeling consiste en nadar justo debajo de la superficie del mar. Para respirar se utiliza un tubo que sobresale del agua. El equipo de snorkeling se completa con unas gafas de buceo que cubren gran parte de la cara y unas aletas de buceo para moverse con soltura. También es muy habitual usar un chaleco de flotabilidad, para mantenerse cerca de la superficie sin mucho esfuerzo. Además, según el ambiente puede ser necesario utilizar un traje de neopreno (para aguas frías) o un protector solar.

Las gafas de buceo permiten disfrutar de las impresionantes vistas del fondo submarino. Cuando vayas a elegir gafas y snorkel, no te guíes tanto por el precio como por la comodidad. Si tienes problemas de visión,  no te preocupes, porque también existen mascaras de prescripción para esos casos.

Ajústate bien la máscara de buceo, si no lo haces entrará agua. De todos modos, si eso ocurre puedes limpiarlo levantando la cabeza por encima del agua. Cuando el agua se meta por el tubo solo tienes que soplar por él, con la cabeza fuera del agua, para que salga.

A la hora de nadar, mantén los brazos pegados al cuerpo y estira las piernas. De este modo reducirás la resistencia del agua. En el snorkel no se  usan los brazos, sino que el avance se hace moviendo las piernas de rodilla para abajo, como si estuvieses pateando el agua y con la espalda ligeramente arqueada.

Empezar a respirar por el tubo puede ser algo complicado para los principiantes. Hay que respirar lenta, profunda y con cuidado. Sabes que estás respirando bien cuando el sonido del aire a través del tubo se escucha claramente.

Y si quieres disfrutar de verdad de la experiencia es mejor que lo hagas en un día soleado, para garantizar una buena visibilidad dentro del agua.

Ahora que ya sabes cómo bucear con tubo y gafas, te invitamos a que te animes a hacer snorkel en Tenerife. No lo dudes y contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *